martes, 4 de febrero de 2014

Crop Circles.

Los Crop Circles (Círculos de los Cereales/Maiz) se han convertido en las últimas décadas en un tema recurrente, cada año tenemos (en verano sobretodo) la nueva ornada, cada vez más espectacular, acalorando el debate sobre su posible origen. Yo no pretendo dilucidar aquí una respuesta que no han conseguido concretar en todo este tiempo numerosos investigadores, sólo plantear una humilde reflexión sobre el tema y su posturas.

A los que le gusten los “Crop Cricles” (Círculos del Cereal) no pueden dejar de ver esta página, sobre todo la sección “Crop Circle  Image/Video” donde se puede observar una galería impresionante de fotos ordenadas y clasificadas desde 1994. Indistintamente sea crea o no en la distintas hipótesis de su origen, lo que si es verdad es que algunas fotos son una pasada (las fotos están hechas por los creadores de la web).


Hay infinidad de webs (y libros) que tratan las más variopintas hipótesis sobre que los crean, desde mensajes de Gaia que intenta advertirnos a nuestros “Hermanos” celestes que con el mismo fin intentan comunicarse con nosotros, o procesos atmosféricos desconocidos y otras teorías más peregrinas. Pero sin duda, una de las grandes verdades incuestionables (pese a quien pese) es nivel el fraude que rodea este tema, sobretodo hoy en día, donde la tecnología permite realizar todo de manera mucho más eficiente y muchas veces las empresas incluso utilizan el tirón para campañas virales. Básicamente la manera de hacerlo es la que podemos ver en este enlace.


Aunque sin duda, una de las webs por excelencia para los “Hacedores de Círculos” es la de los “Circlemakers”, donde podemos ver sus explicaciones e incluso como realizan los propios círculos.


El Documental “El fraude de los Circulos de Maiz” es un acercamiento desde el lado escéptico que a veces no queremos sopesar, pero que está ahí, se pueden hacer sin mayores problemas y el fraude existe.

 




Por desgracia (para muchos), las pruebas objetivas de la versión escéptica están ahí, y por el lado creyente muchas de sus pruebas no son del todo concluyentes, ya que pueden ser explicados por causas conocidas (el doblado de lo tallos por ejemplo, aunque el trenzado de los mismos es algo más complicado, que no imposible de hacer) o son simplemente el testimonio verbal de alguien que dice que el “Circulo” apareció en una sola noche (cuando crearlo llevaría bastante más tiempo) o incluso vió la nave que lo creó, lo cual deja todo en cuanta credibilidad demos a esta persona no apartando demasiado a un postura objetiva.

En cualquier caso, este fenómeno seguirá entreteniéndonos año tras año, se deba a lo que se deba, pudiendo disfrutar de estas obras de arte, sean alienígenas, extradimensionales, Gaianas u obra de la Marca promocional de turno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario