jueves, 6 de febrero de 2014

Hábitos para fortalecer las defensas.

La vida cotidiana nos pasa factura cada vez más, los altos índices de estrés debido a las preocupaciones y obligaciones (o precisamente la falta de ello) nos perjudican. Algo muy común hoy en día es tener bajas las defensas, lo cual hace que nos encontremos mal, cansados, sin ánimo y caigamos más fácilmente ante el brote y contagio de enfermedades. Pero podemos prevenir todo esto manteniendo unas pautas de conducta, que sin demasiado esfuerzo a largo plazo nos preservarán a mantener las defensas del organismo altas.

- Incorpora alimentos frescos, ricos en vitaminas y minerales en la dieta.
- Realiza baños/duchas a temperatura alterna para estimular la circulación sanguínea y linfática.
- Toma plantas medicinales que te ayuden a reforzar la inmunidad, como la equinácea, el tomillo, el escaramujo, el ajo o el espino amarillo, entre otras.
- Duerme el suficiente número de horas para favorecer el correcto funcionamiento de tu sistema de defensas.
- Realiza de forma regular actividad física de intensidad moderada, como caminar.
- Lleva un ritmo de vida más relajado y evita el estrés.

Está claro que no siempre es posible aplicarlas todas y muchas veces el problema radica precisamente en que no podemos nutrirnos bien, o dormir de manera equilibrada, pero está claro que cuantos más de estas opciones sumemos a nuestro día a día mejoraremos sin duda nuestro estado general, siendo muy importante divulgarlo y fomentarlo entre nuestros hijos para que desde pequeños las incorporen a su vida y les sea más fácil mantenerlas a lo largo de ell

as.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada